de del

La gente acude a psicoterapia por muchas razones

Algunas personas buscan orientarse con respecto a cambios inesperados en sus vidas (la pérdida de un ser querido, divorcio-separación, una enfermedad o problemas de relaciones interpersonales, etc.); otras acuden cuando tienen preocupaciones y problemas que provocan dolor emocional; también se suele acudir cuando se ha seguido un tratamiento con psicofármacos y los problemas persisten, se han agravado, o no se percibe efectividad por medio de estos tratamientos; mientras otras buscan un proceso de autoexploración y crecimiento personal.

La psicoterapia provee apoyo, habilidades para la resolución de problemas, y mejores defensas para problemas como baja autoestima, depresión, ansiedad, ataques de pánico, estrés postraumático, miedos y fobias, adicciones, problemas interpersonales, anorexia y bulimia, obesidad, problemas de la infancia sin resolver, duelo, problemas de adaptación, estrés, etc.

A lo largo de la vida, nos enfrentamos con situaciones que nos hacen sufrir: muerte de seres queridos, enfermedades graves, hospitalizaciones, intervenciones quirúrgicas, dolor crónico, accidentes, abortos, problemas de fertilidad, víctimas de violencia (abusos sexuales, violaciones, violencia de género, mobbing, bullying, grooming, robos, crímenes, atentados), desastres naturales, separaciones y divorcios, problemas familiares, problemas laborales, etc.

Muchos de estos momentos los podemos superar solos/as, con la ayuda de la familia, la pareja, los/as amigos/as,… pero hay veces que el problema nos supera, que no somos capaces por nuestros propios medios de salir del sufrimiento. En esos momentos es muy acertado pedir ayuda psicológica, con la cual podamos adquirir nuevas alternativas, nuevas perspectivas, y que nos podría ayudar a aprender nuevos recursos y habilidades para afrontar la situación de una manera diferente.